PAÍS

Homicidio agravado por alevosía, la pena que le correspondería a los rugbiers

Los rugbiers acusados de matar a golpes a Fernando Báez Sosa serán juzgados por "homicidio agravado por el concurso premeditado de más de dos personas y alevosía", pero, ¿qué implican esos cargos?

Homicidio agravado por alevosía, la pena que le correspondería a los rugbiers

El juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, dictó este viernes la prisión preventiva para ocho de los 10 rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el 18 de enero pasado en esa localidad de la costa bonanerense.

El cargo que enfrentan los ocho imputados es el de "homicidio agravado por el concurso premeditado de más de dos personas y alevosía", y la última palabra no es un detalle menor.

Uno de los modos de ejecución del homicidio calificado es la alevosía, que es matar a traición.

En este tipo de homicidio es determinante el estado de indefensión de la víctima, y el aprovechamiento de este estado por parte del homicida.

Los medios, modos y formas en la ejecución del hecho delictivo tienden a asegurar la muerte deseada, sin riesgos para el autor.

En nuestro Código Penal el homicidio con alevosíaes un agravante de la figura de homicidio y se sanciona con la máxima pena. El artículo 80 inciso 2º dice que se impondrá reclusión o prisión perpetua "al que matare" con "ensañamiento, alevosía, veneno u otro procedimiento insidioso".

Es necesario e indispensable que la víctima se encuentre en estado de indefensión a través del cual no puede oponer resistencia por lo cual el victimario no tiene riesgo alguno durante la ejecución del hecho.

Tal fue el caso de Fernando, de 19 años, quien fue rodeado por el grupo de agresores de Zárate que lo empujó, golpeó y pateó en el suelo y lo dejó morir por una lesión en el cerebro.

Fabián Améndola, uno de los abogados de los padres de Fernando, aseguró que "ninguno" los rugbiers mostró remordimiento por el asesinato del joven y que "algunos de ellos se mostraron compungidos" durante la audiencia preliminar del jueves, "pero por el estado de encierro, no por el hecho intimado por la fiscalía".

Uno de los casos más resonantes de homicidio agravado por alevosía fue el de la joven Ángeles Rawson, cometido por el portero Jorge Mangeri, quien fue condenado a prisión perpetua.

¿Compartís la nota?