PAÍS

Actores K y grupos opositores, en un acto contra el Gobierno y el FMI

Fue masivo. Gerardo Romano y Carolina Papaleo leyeron un documento. Estuvieron Máximo Kirchner y Axel Kicillof.

Actores K y grupos opositores, en un acto contra el Gobierno y el FMI

Con convocatoria y protagonismo de un grupo de actores afines al kirchnerismo, organizaciones K pero también movimientos sociales y otros sectores de la oposición confluyeron este 9 de Julio, Día de la Independencia, en un acto masivo para rechazar las políticas económicas del Gobierno nacional, y repudiar el acuerdo con el FMI. Bajo el lema “La Patria no se rinde”, el acto fue continuidad del realizado el 25 de Mayo, y aunque las columnas ocuparon cuatro cuadras desde el escenario en avenida Belgrano y 9 de Julio, en dirección sur hasta Independencia, hubo coincidencia en que la movilización, si bien nutrida, fue mucho menor a la de aquella jornada.

Hubo dos rasgos distintivos: que el rostro convocante fueran “los actores”, en lo que igualmente fue un acto “clásico” K encabezado por los sectores más ideológicos que acompañaron los gobiernos Kirchner, como las asociaciones de familiares de víctimas del terrorismo de Estado (Madres, Abuelas, Hijos). En segundo lugar, sin involucrarse en la “organización” y lejos del palco, se sumaron en muestra de “unidad en el reclamo” sectores variopintos del peronismo y movimientos sociales.

En una tarde de frío, los actores Gerardo Romano y Carolina Papaleo fueron los encargados de leer un largo documento de denuncia, muy crítico del Gobierno, texto de barricada y lleno de consignas (incluso alejadas de las políticas reales de los años K, como el reclamo ochentista de “nacionalización de la banca”) que entusiasmó a las primeras filas de enragés kirchneristas, que cantaban "¡Vamos a volver!" y "Macri, basura, vos sos la dictadura".

“La deuda externa contraída por Mauricio Macri es ilegal, ilegítima, inconstitucional”, leyó Romano. Papaleo sostuvo que Macri “es un oportunista que traicionó a sus propios votantes”. Hubo insultos al Presidente, que arreciaron cuando se proyectó un documental sobre los trabajadores despedidos de Télam, intercalando sus testimonios con declaraciones de Macri, del titular de Medios, Hernán Lombardi, e imágenes de manadas de lobos, buscando construir una asociación obvia.

En el palco estaban Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Abuelas encabezadas por Estela de Carlotto -fue la que pidió cantar el Himno, en el cierre-, los sindicalistas docentes Roberto Baradel y Hugo Yasky, los actores Cristina Banegas, Paola Barrientos, Hugo Arana, Juan Palomino, Alejandra Darín, entre otros.

A la altura de Chile, lejos del palco, se ubicó una nutrida columna de La Cámpora, y allí estuvieron Máximo Kirchner a pura selfie, y Axel Kicillof. A la marcha también fueron el jefe de los diputados del FpV, Agustín Rossi, intendentes como Fernando Gray y Jorge Ferraresi. Hubo columnas y banderas de Nuevo Encuentro, la CCC, y la CTA.

Como parte de esa constelación que busca destino en 2019, el Movimiento Evita y Libres del Sur-Barrios de Pie hicieron su movida. Detrás de una larga bandera marcharon el diputado Leo Grosso, Emilio Pérsico, Fernando Chino Navarro (Evita), Juan Grabois (CTEP), y la novedad, los diputados renovadores Felipe Solá y Daniel Arroyo. También estuvieron Facundo Moyano y Pablo Moyano.

La izquierda no se sumó. "El kirchnerismo no puede darle una salida a la expresión de repudio al FMI. Sólo el FIT plantea romper con el Fondo, desconocer la deuda y nacionalizar el sistema financiero", sostuvo el dirigente del Partido Obrero, Gabriel Solano.

¿Compartís la nota?