PAÍS

A dos años de la tragedia ARA San Juan

El 15 de noviembre se cumplen dos años de la desaparición del submarino en el que viajaban 44 tripulantes. Sus restos fueron encontrados un año y dos días después del episodio que enlutó al país.

A dos años de la tragedia ARA San Juan

La mañana del 15 de noviembre de 2017 marcaría el trágico rumbo de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan, sus familias y toda la opinión pública, tras la confirmación de su desaparición en aguas del Atlántico sur, cuando éste viajaba desde la ciudad de Ushuaia hacia Mar del Plata, situación que mantuvo en vilo a toda la población. Recién un año y dos días después se divulgó la noticia del hallazgo del buque, cerca del punto donde se perdió contacto.

El submarino de origen alemán servía a nuestro país desde 1985, y contaba con una tripulación de 44 personas (43 hombres y una mujer), que había zarpado desde la ciudad fueguina de Ushuaia con destino a la Base Naval de Mar del Plata. Sin embargo, en la mañana del 15 de noviembre mientras navegaba por el Mar Argentino (en el Golfo de San Jorge), a más de 400 kilómetros de la costa chubutense, se produjo su desaparición.

Los días comenzaron a pasar y la angustia de los familiares se potenció, ya que varios rumores circulaban en la atmósfera con respecto a lo ocurrido, aunque todo indicaba que se había tratado de una implosión. Comenzó la búsqueda del buque por parte del Gobierno nacional, luego con la ayuda de varias naves de distintas naciones como Estados Unidos, Rusia, Inglaterra, Chile, Brasil, entre otros, aunque pasadas las semanas de la desaparición, la búsqueda cesó y la esperanza de hallarlos con vida era cada vez más difícil.

Un año y dos días después de su desaparición, la empresa privada Ocean infinity (contratada por el gobierno) pudo dar con los restos del submarino, que estaba ubicado a 907 metros de profundidad en un área muy cercana (unos 600 kilómetros de Comodoro Rivadavia) donde se mantuvo la última comunicación con tierra. La intervención de este buque Seabed Constructor (bandera noruega) no sólo permitió encontrar los restos sino que pudo tomar imágenes y video del buque hundido (seis horas de video en HD y 67 mil fotos), que hoy están a disposición de la Justicia de Caleta Olivia y su jueza federal, Marta Yañez.

A dos años del hecho, Crónica dialogó con Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, teniente de corbeta, quien sostuvo acerca de la realidad judicial: "Las novedades no son buenas porque a nivel investigación, no avanzamos en lo mínimo. A un año del hallazgo del submarino todavía no se peritaron las imágenes y los videos, sino que no se nombró siquiera un perito, pero lo loco es que en este contexto, la jueza citó a indagatoria lo cual en un principio nos había encendido una luz de esperanza. Ahora al ver el detalle de la indagatoria, de lo que planteó, me alarma mucho, a tal punto que presenté una ampliación de la denuncia hacia la jueza (Marta Yañez) en el Consejo de la Magistratura, porque entiendo que hay graves irregularidades, porque las indagatorias que se tomaron, se hicieron sin especificar el encuadre legal que se daba a los hechos que se le imputó a los marinos, y esos abogados defensores harán los planteos que entiendan, pero a mí qué me importa llegar a la verdad y justicia, es muy irregular porque es violatorio de algunas garantías constitucionales, y esto abre la puerta al planteo de distintas nulidades que pondrían en riesgo el avance de la causa y el llegar a la verdad y justicia".

En cuanto a la causa en sí, la misma es llevada adelante por la jueza federal de la localidad santacruceña de Caleta Olivia, Marta Yañez, que hasta el momento citó a declarar a siete funcionarios de la Armada Argentina: el capitán de navío Claudio Villamide, contraalmirante Luis Enrique López Mazzeo, contraalmirante Eduardo Luis Machiodi, capitán de navío José Marti Garro, capitán de navío Héctor Alonso, capitán de fragata Hugo Miguel Correa y el capitán de corbeta Jorge Andrés Sulia. Aunque la mayoría de ellos se negó a declarar y no se produjo ninguna detención hasta el momento. En tanto, el caso está caratulado como "averiguación de delito" y los familiares, quienes intentaron cambiar la carátula, esperan que hayan novedades en las próximas semanas.

Consultado sobre cómo vive cada fecha de la desaparición y posterior hallazgo del submarino, Luis sostuvo con suma decepción: "Elijo no tener un sentimiento como la bronca, sí tengo mucha tristeza y frustración, porque la tristeza no se va ir nunca me pasa cada vez que recuerdo a mi hijo, que hablo de él, en su cumpleaños y esta fecha es insuperable para mí. Uno aprende a convivir con eso y nada más, pero el dolor es permanente y me siento frustrado porque fantaseaba que a esta altura la justicia iba a estar encaminada. Cuando encontraron al ARA San Juan hace un año, pensé que lo mío estaba, que habíamos encaminado la querella. Fantaseé con volver y dedicarme a mi familia y afectos, encaminar mi trabajo que esta suspendido hace un año, y no me lo permitieron, no me dejaron porque siguieron los golpes, entonces todo esto me generó frustración".
 

¿Compartís la nota?