DEPORTES

Canelo vs Golovkin: el boxeo busca su rey

El combate del año entre Gennady Golovkin y Saúl Canelo Álvarez (peso medio) con el supercampeonato de la WBA y el cinturón mundial de la WBC en juego.

Canelo vs Golovkin: el boxeo busca su rey

Más que revancha, se trata del desempate tras el nulo que se produjo hace un año (115-113 Golovkin, 118-110 Canelo y 114-114). El combate tendrá lugar en el mismo escenario que entonces, el T-Mobile Arena de Las Vegas, donde las entradas han alcanzdo los 15.000 dólares.

La pelea llega con unos meses de retraso -prevista para el 5 de mayo- y manchada por el positivo de Canelo por Clembuterol que se dio a conocer en marzo, tras realizar un control de orina voluntario en febrero mientras entrenaba precisamente para la revancha con Triple G.

La Comisión Atlética de Nevada sancionó al mexicano con seis meses de suspensión, con carácter retroactivo al momento del control (17 de febrero de 2018), con lo que en agosto ya podía volver al cuadrilátero.


Mientras se fraguaba el nuevo combate, Golovkin usaba la fecha -aunque en California- para calentar y mantener su moral alta machacando a Martirosyan antes de que finalizara el segundo asalto.

Un mes después se cerraba el combate que todos los aficionados deseaban y que, por edad -y la mayor bolsa de su vida-, el kazajo no debía postergar. Triple G vio frenada su racha de noqueos ante Daniel Jacobs -aunque cuando no gana por KO lo hace por retirada de su adversario-, que le llevó hasta el final.

Pese a todo, la victoria para el campeón kazajo se produjo por decisión unánime. Posteriormente, Golovkin también apuró los 12 asaltos en una pelea en la que Canelo acalló a sus detractores y dejó muestra de que es un boxeador en progresión.

Su exhaustiva preparación le hizo subir un peldaño para alcanzar un nulo frente al mejor boxeador libra por libra. Canelo está cada vez más rápido y es sabido que ha entrenado notablemente su resistencia.

Tampoco le falta pegada y ante GGG mostró una buena defensa. Eso sí, su inactividad de un año puede ser un hándicap.

Por su parte, Golovkin quizá lo único que tenga en contra sea su edad. En la primera batalla con Álvarez no alcanzó tanto el cuerpo de su rival como tiene acostumbrado, estrategia con la que suele minar a sus contrincantes.

Si quiere ganar -o más bien si pretende noquear- a un boxeador con tantos recursos como el mexicano y que presumiblemente habrá mejorado en todas las facetas, deberá arriesgar más que en su primer duelo y así hacer valer su pegada.

En la otra pelea, la que tiene que ver con el apartado comercial, no cabe duda de que Canelo es el vencedor de antemano y una victoria suya le permitiría ocupar el espacio que dejó Mayweather Jr. y antes Óscar de la Hoya.

Desde Europa, Anthony Joshua no tendrá acceso a ese trono por mucho que llene estadios. Sin ir más lejos, Álvarez -pese a su positivo- tiene una bolsa garantizada superior a la de Golovkin, de quien por cierto fue sparring en una ocasión con 21 años. De hecho, Canelo puede llegar a ingresar hasta 25 millones dependiendo de las ventas del PPV.

Golovkin ataca a Canelo

Otrora amigos, parece que ahora Triple G y Canelo se han convertido en enemigos, especialmente tras las declaraciones del kazajo diciendo que en las fotos "se notan las marcas de inyecciones en la piel" del mexicano. Su entrenador, Abel Sánchez, también ha contribuido: "La única opción de Canelo para no ser noqueado es salir corriendo"

¿Compartís la nota?